Publicador de contenidos

Fecha de publicación: 08/09/2022

“EUSKARAZ BARRA-BARRA” nueva marca que se colocará en los establecimientos para facilitar el uso del euskera a los clientes

Desde septiembre hasta que comience Euskaraldia

Con el objetivo de incrementar el uso del euskera en el ámbito socioeconómico, existen actualmente certificados que identifican a los comercios, empresas y entidades que trabajan para su uso y promoción, reconociendo su capacidad para expresarse en euskera y ofrecer el servicio en euskera, con el fin de que los clientes y toda la ciudadanía tengan conocimiento de ello.

A partir de enero, el Gobierno Vasco, el Gobierno de Navarra y la Oficina Pública de la Lengua Vasca crearán una nueva marca unificada que identificará y reconocerá la competencia lingüística en el sector servicios: se denominará ‘Euskaraz barra-barra’ y se extenderá a todos los territorios del euskera.

Aunque el proyecto se presentará en enero-febrero y se extenderá al resto de localidades, a partir de este verano algunos municipios ya están utilizando la marca a modo de prueba, entre ellos Lezo, Oiartzun y Pasaia.

El nivel de conocimiento del euskera es mayor de lo que creemos en muchas zonas de Euskal Herria. A este nivel aparentemente alto de conocimiento, sin embargo, no responde en la misma medida el uso, así, lo atestiguan los resultados de las últimas mediciones del Clúster de Sociolingüística.

Las razones por las que se resiente el uso son varias y no vamos a empezar a explicarlas todas aquí. Una de las principales razones, sin embargo, es la incómoda situación que provoca la incertidumbre. Es decir, el miedo a que la persona que tenemos delante no nos entienda, el deseo de evitar situaciones incómodas, etcétera. Como es natural, los euskaldunes necesitan o desean ciertas condiciones para hablar en euskera. Desean una situación tranquila, saber que los que les rodean saben euskera para hablar en euskera con tranquilidad. No desean recibir malas respuestas, o malentendidos. Por ello, muchas personas, en lugar de hablar en euskera, lo hacen en castellano en lugares o situaciones en las que consideran que no saben euskera. Es lo que se llama estrés lingüístico; ¿sabrán euskera? Si hablo euskera, ¿me entenderán? ¿No se tomarán a mal que yo hable euskera? A muchos les asaltan esas preguntas e inquietudes.

El objetivo de esta marca será aumentar el uso del euskera en el sector servicios de todo el territorio vasco, informando a los clientes de que pueden hacerlo en estos comercios concretos. Para ello, se instalará en el exterior de los establecimientos una MARCA UNIFICADA que garantiza la presencia de algún vendedor-vendedora o trabajador-trabajadora que preste atención en euskera en todo momento. Así, la persona euskaldun, antes de entrar o en el momento de entrar, sabrá que en ese establecimiento puede hablar en euskera.

Las condiciones para colocar la nueva marca en el establecimiento son las siguientes:

  • En los establecimientos de hasta diez trabajadores-trabajadoras, el 50% de las personas trabajadoras deberá entender euskera. En los establecimientos de más de once trabajadores, el 30% de las personas trabajadoras deberá entender euskera.
  • En el caso de los establecimientos en los que todo el personal no sea euskaldun, el personal que sepa euskera llevará una chapa y/o un colgante identificativo que tendrá la misma imagen que la marca.

Al finalizar el periodo de pruebas que se prolongará hasta el inicio de las actividades de Euskaraldia, se dejarán unas encuestas en los establecimientos y se divulgarán mediante soportes digitales para que los clientes puedan rellenarlas para así conocer y medir cómo ha ido la iniciativa.

Los Ayuntamientos de Lezo, Oiartzun y Pasaia animan a los y las vecinas de la comarca a que se expresen en euskera en los establecimientos públicos y animan a sacar el máximo rendimiento al nuevo proyecto.