Publicador de contenidos

Declaración institucional de 25 de noviembre

Día internacional contra la violencia hacia las mujeres

Una nueva mirada hacia la violencia contra las mujeres

Con motivo del 25 de Noviembre, Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres, reiteramos el carácter estructural de este tipo de violencia y manifestamos nuestro compromiso con la construcción de una sociedad libre de violencia contra las mujeres. Asimismo, en línea con el marco jurídico internacional, reafirmamos el vínculo existente entre la discriminación por motivos de género y la violencia contra las mujeres. Además de asegurar los servicios de asistencia a las víctimas y supervivientes de violencia contra las mujeres, es necesario plantear  actuaciones en todos los planos de la intervención: Prevención, Detección, Atención, Protección, Coordinación, Justicia, y también Reparación.

En el marco de nuestro compromiso  institucional con la construcción de una sociedad igualitaria libre de violencia contra las mujeres, debemos asumir el reto de incorporar el derecho a la reparación de las víctimas en la respuesta ante la violencia contra las mujeres. Para ello se hace necesario contar con los medios y recursos que permitan visibilizar todos los impactos de la violencia y todas sus expresiones contribuyendo a su deslegitimación social. Es necesario dar voz y protagonismo, tanto a las mujeres víctimas de violencia machista como a las asociaciones en las que se agrupan, reconociendo su legitimidad para proponer vías para la reparación. 

Esta reparación debe tener como objetivo la completa recuperación de las víctimas y supervivientes de la violencia contra las mujeres. Debe incluir, por lo tanto, la mejora de todos los servicios y sistemas implicados a través de su evaluación sistemática.

Por tanto, en este marco del Día Internacional contra la Violencia hacia las mujeres  manifestamos:

  • Nuestra invitación a la ciudadanía a adoptar compromisos personales y colectivos a favor de la igualdad, todos y cada uno de los días del año, y a participar activamente en los diferentes actos que se lleven a cabo con motivo del 25 de noviembre, así como en el programa de prevención y educación para la igualdad entre la juventud !Beldur Barik!. Como herramienta para trabajar la sensibilización y prevención de la violencia machista.
  • Nuestro compromiso de seguir con la elaboración a nivel municipal de un protocolo de coordinación interinstitucional para la mejora de la atención a mujeres víctimas de violencia machista.
  • Nuestra dedicación a ofrecer un mejor servicio a aquellas mujeres que sufren violencia machista cuando solicitan ayuda a los servicios sociales. Un modelo de servicio que se basa en el empoderamiento de las mujeres.
  •  Nuestro impulso hacia  un nuevo modelo de sistematización para la recogida de datos estadísticos de los recursos que atienden a mujeres víctimas de violencia.
  •  Nuestro esfuerzo en la continuación del recurso de auto-ayuda, conocido como "espacio para mujeres por una vida libre de violencia". Impulsado por los Ayuntamientos de Oarsoaldea y ubicado en Rentería.
  • Nuestro compromiso con seguir activando los dos protocolos elaborados por los Ayuntamientos de Oarsoaldea:
    • Ante una una muerte por violencia machista o sexista.
    • Ante ataques sexistas y sexuales en las fiestas de Pasaia.
  •  Nuestro compromiso de activar el protocolo de actuación aprobado recientemente, para el fomento de una cultura organizacional que respete la diversidad y que prevenga y actúe en situaciones de acoso, riesgos psicosociales y conflictos en el ámbito laboral del Ayuntamiento de Pasaia.
  • Nuestro compromiso con incorporar en la agenda política la reflexión y el reconocimiento del derecho a la reparación de las mujeres víctimas de violencia para  su completa recuperación y  que puedan ejercer su derecho a una vida libre de violencia.
  • Nuestro compromiso con continuar el despliegue y mejora o, en su caso, la puesta en marcha en los municipios de planes y medidas estructurales para hacer frente a la violencia machista, en colaboración con colectivos de mujeres y feministas  así como con la sociedad civil y ciudadanía en su conjunto.
  • Nuestro compromiso con el impulso de un cambio estructural en la sociedad, que implique a instituciones públicas, medios de comunicación, agentes del ámbito laboral, cultural, social y económico, así como de toda la sociedad en su conjunto. 
  • Y nuestra responsabilidad,  a través de los acuerdos con todas las fuerzas políticas e instituciones, para que se disponga de los recursos necesarios para avanzar hacia la eliminación de la violencia contra las mujeres en nuestra sociedad.